food pushers


Cómo lidiar con instigadores del Mal Comer 

Por Tina Van Horn, Entrenadora titular de Fit3

¿Has conocido alguna vez a un instigador del mal comer? ¿O tal vez tú hayas sido uno de ellos? Los instigadores del mal comer pueden ser implacables cuando se trata de animarte a probar esto o aquello “Prueba sólo un poco. Vamos. ¡Relájate! Unos pocos bocados no te harán daño"

¿Quiénes son los “Instigadores del Mal Comer”?

Son generalmente algunos de nuestros más cercanos amigos y familiares, y aunque se preocupan por ti y tienen buenas intenciones, su persistencia puede ser agotadora, especialmente en reuniones de familia y ocasiones sociales. También, puede ser que te sientas culpable de decirles no a los que realmente te importan. ¡Nadie quiere herir los sentimientos de la tía Edna rechazando su pastel de crema de coco!

A veces es difícil darnos cuenta cuando estamos siendo también instigadores del mal comer. Este fin de semana yo estaba incitando a  mis amigos a que comieran unas botanas. En ese momento no me di cuenta que estaba siendo una instigadora del mal comer, pero en retrospectiva, me siento terrible.
 
Toma el Control de tus Gustos  

Fit3 te motiva a escoger opciones más saludables para una vida saludable y con buena condición, pero está bien darse un gusto cuando vale la pena. Siempre respeta esa decisión y disfruta de cada sabroso bocado. ¡No cedas el control a los instigadores del mal comer! Puede que hagan comentarios en broma, pero cree en ti mismo y sé consciente de que estás tomando opciones para ti mismo.

Estrategias para Salvarse Uno Mismo 

Para evitar herir sentimientos y darse un descanso de la persistencia de esas personas, he aquí algunas estrategias que podrían ayudarte a manejar la situación:


  • Siempre sé amable, pero firme.
    • -"¡Prueba este pastel de queso!"
    • - "Eso suena delicioso, pero realmente estoy intentando bajarle al azúcar. ¡Gracias de cualquier forma!" 

  • Que, “mira prueba este pastel de crema de coco, está delicioso”
    • -"Oh gracias. Lo pruebo al rato".


  • Dile que cierto ingrediente no le cae bien a tu estómago. 
    • ""¡Tienes que probar un bocado del aderezo de queso que hice!"
    • –“Oh gracias, pero a veces el queso trastorna mi estómago. Mejor no".

  • Comparte la misión del Programa Fit3, ¡y tal vez esa persona terminará acompañándote en tu viaje a un estilo de vida más sano y más nutritivo! 

Con las fiestas en los próximos meses, mantente fuerte ¡y no dejes que los instigadores del mal comer tomen el control de tus opciones alimenticias!