Healthy Happy

 

Viviendo Saludables, Viviendo Felices

 

Un estilo de vida saludable no se trata solamente de hacer ejercicio y alimentarse bien. Una vida sana y feliz comienza con una actitud mental fuerte y positiva. La salud física y mental van de la mano, y muchas personas batallan con su autoconcepto y su autoestima. Cuando las personas no se sienten bien consigo mismas, pueden ir a los extremos de comer demasiado o no comer en absoluto. Un estilo de vida saludable tiene que ver con el equilibrio.

¿Qué tal si pudieras despertar cada día con una sonrisa en tu cara, agradecido por lo que el día te ofrece y listo para salir a conseguirlo? Todos tenemos la habilidad de hacer que eso suceda. Demasiado a menudo nos enfocamos en proyectos en el trabajo, problemas de otras personas y trivialidades como modas actuales, celebridades, etcétera. Orientar la atención hacia otras personas y otras cosas distrae nuestra mente, evitando que nos enfoquemos en nosotros mismos. Ahí es donde radica el problema. Tenemos que poner más atención a nuestras mentes y cuerpos para mantenernos sanos, sentir alegría y disfrutar de un verdadero aprecio por la vida.

"Las personas que tienen una mentalidad optimista pueden ser más propensas a participar en comportamientos saludables, ya que los perciben como útiles en el logro de sus objetivos," dice Elizabeth Landau, de CNN. Si eres feliz y positivo sobre la vida y las experiencias, es más probable que adoptes un estilo de vida que incluya comportamientos saludables. Por lo tanto, ¿qué puedes hacer para mejorar tu salud mental y fomentar una mentalidad optimista?

1. Sonríe más. Sonreír es el máximo gesto de la felicidad. Los psicólogos dicen que incluso una sonrisa forzada es mejor que ninguna sonrisa. Está comprobado que sonreír levanta el ánimo de inmediato.

2. Cambia de tono. Si descubres que tienes pensamientos negativos o estás temiendo ciertas situaciones, dale la vuelta. Haz una lista de las cosas positivas a las que puedes aspirar. Encuentra lo bueno en cada situación, ¡está ahí en algún lugar!

3. Asume la responsabilidad. Muy a menudo las personas culpan a otras personas o circunstancias por sus problemas personales. Tú tienes la capacidad de cambiar y hacer de tu vida lo que quieras que sea. No lo olvides nunca. ¡Deja de simplemente de sobrevivir y empieza a vivir!

4. Sé agradecido. Si las cosas se ponen difíciles, sigue adelante. Anota todas las cosas buenas que tienes. Es muy importante ser agradecidos por todo lo que tenemos. Nos recuerda que lo que tenemos no es tan malo después de todo.

5. Rodéate de personas positivas. Hay un dicho popular: "Dime con quién andas y te diré quién eres". ¿Cómo puedes ser una persona positiva, activa y optimista si te juntas con puras personas que desperdician sus vidas sentadas frente al televisor? Participar con la comunidad Fit3 es una gran manera de rodearte de personas positivas que tienen objetivos similares. Rodéate de personas positivas que te inspiren el amor a la vida y a ti mismo.

6. Obtén ayuda. Ver a un terapeuta o un consejero es a menudo mal visto en nuestra sociedad. Estos asesores de salud están capacitados profesionalmente para ayudarnos a encontrar la luz interior, a querernos y a disfrutar de la vida al máximo. No debes sentir vergüenza en hacer todo lo necesario para convertirnos en la mejor versión de nosotros mismos.

¿Y tú, cómo te mantienes feliz y disfrutas la vida al máximo? Comparte tus consejos en la Comunidad Fit3 de Facebook.